ENGLISH
ESPAÑOL
Imparables: Un Documental de Black Train Films
Nuestra misión es inspirar a la gente a practicar el deporte o la música como medio de superación ante los obstáculos que se presentan en la vida, como son lesiones, enfermedades y pobreza.                          Nuestra misión es inspirar a la gente a practicar el deporte o la música como medio de superación ante los obstáculos que se presentan en la vida, como son lesiones, enfermedades y pobreza.                                Nuestra misión es inspirar a la gente a practicar el deporte o la música como medio de superación ante los obstáculos que se presentan en la vida, como son lesiones, enfermedades y pobreza.

Nuestro Imparable de agosto: Richard Van As e Ivan Owen

Estamos encantados de presentar a los dos (o tres) Imparables. La historia de Liam, un niño de 5 años, nos impresionó e inspiró muchísimo. Esperamos que a vosotros también.

Liam es un niño surafricano que nació sin dedos funcionales en la mano derecha. Como regalo por su quinto cumpleaños recibió una prótesis mecánica que le permite agarrar objetos. La construyeron Ivan Owen y Richard Van As —de EE.UU. y Suráfrica respectivamente— usando piezas fabricadas con una impresora 3D. Además han liberado sus diseños al dominio público. Es decir, cualquiera puede usarlos y modificarlos sin necesidad de pagar a nadie.

Liam Dippenaar

Liam Dippenaar

La historia de Robohand —así se llama la prótesis— comienza en 2011, cuando Richard Van As, carpintero, perdió cuatro dedos de la mano mientras trabajaba. Ese mismo día, asegura, decidió que trabajaría en «algún reemplazo mecánico para recuperar parte de las funcionalidades perdidas». Unos meses después vio en Youtube un prototipo que Ivan Owen había creado para una convención de aficionados a la ciencia ficción. Era una prótesis totalmente mecánica —no necesitaba de energía externa— que replicaba en tamaño gigante los movimientos de una mano. Se puso en contacto con él para diseñar juntos algo parecido, pero destinado a personas con dedos amputados.

Las impresoras 3D permiten construir objetos tridimensionales de manera parecida a cómo lo hace una impresora convencional. Se plasma el diseño en el ordenador, se envía, y ésta lo fabrica capa a capa. Makerbot es una empresa que fabrica uno de los modelos más baratos del mercado, y funciona con plástico.

Cuando sus dueños supieron del proyecto Robohand enviaron una impresora 3D a Richard Van As e Ivan Owen. Según contó el último a la revista especializada Ars Technica, esto aceleró mucho sus planes. «Puedo enviarle un email con un diseño, él lo imprime y me devuelve sugerencias. En 15 o 20 minutos puedo enviarle una versión modificada, así que ahora casi es como trabajar juntos. El intercambio ha pasado de tardar dos semanas a dos minutos».

La última versión de Robohand, que llegó justo a tiempo para el quinto cumpleaños de Liam, es suficientemente precisa como para que éste, tras solo tres días de uso, pueda coger objetos difíciles como monedas. La prótesis se puede manejar de forma mecánica con los movimientos de la mano, y no necesita baterías ni nada excesivamente sofisticado. Todo el mecanismo se puede imprimir con una impresora 3D, por lo que si una pieza falla se puede sustituir con facilidad. Según sus autores es más resistente que una mano humana, y además se puede ampliar para adaptarse cuando Liam crezca.

Los planos de Robohand están disponibles en Thingverse, la base de datos de objetos imprimibles que gestiona la propia Makerbot. En esta página web están publicados miles de proyectos diferentes que incluyen toda clase de objetos. Instrumentos musicales, juegos de ajedrez, fundas rígidas para smartphones, menaje de cocina, máscaras, maquetas y, cómo no, también la prótesis de Liam.

Ivan Owen y Richard Van As han comenzado una campaña de captación de donativos para continuar con su proyecto. No solo para mejorar la prótesis de Liam sino para desarrollar una solución completa y funcional que permita a toda clase de personas con amputaciones de dedos hacerse con una prótesis barata y eficaz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *